Mi campaña admirable - De Caracas a Bogotá (I)

En vista de que tenia que llevarme unos cuantos peroles tanto míos como de mi roomate para el apartamento de Bogota, decidí regresarme a la sabana cundiboyacense por vía terrestre, era una aventura por cuanto me esperaba mas de un día rodando pero al fin y al cabo ya había hecho un recorrido previo desde Bogotá a Cartagena en autobús y me tarde un día, así que dije ¿Qué carajo? Vayámonos por tierra.

Tenia básicamente dos opciones para viajar: la primera tomar un autobús desde Caracas hasta San Cristóbal, luego un taxi San Cristóbal – Cúcuta y otro bus desde Cúcuta hasta Bogotá; la segunda opción era tomar un expreso que me llevara directo hasta la capital colombiana.

Como tenia muchas cosas por llevar me decidí por la segunda y me fui hasta Expresos Ormeño en La Paz (detrás del Bloque Dearmas) para averiguar si tenían pasajes, cuanto costaba y cuanto me iban a clavar por las cajas que llevaría.

Como suele pasar en mi, dejo para ultima hora todo y así me tuve que ir bien temprano como a las 7 de la mañana del día lunes para comprar mi pasaje (tomando en cuenta que el autobús sale a las 11 de la mañana los lunes jiji), así, espere que me atendieran y compre mi boleto por 326 Bs. F hasta Bogota (280 + 46 Bs. F de impuesto de salida del país).

Compro el pasaje y raudo y veloz voy a mi casa a buscar mi maleta mas dos cajas para llevarlas de una, al llegar paso a la sala de espera donde espero por el autobús y donde pesan el equipaje, solo permiten 20 kilos y el resto se paga a razón de 6 Bs. F por kilo. Mi sorpresa al ver que llevaba 50 KILOS de sobre equipaje que se traducirían en unas dolorosas y sangrantes 300 lucas!! Oh my Dior!!!

Luego de despedirme de mi madre y mis sobrinitos y de nuestro amigo Edgar el autobús sale a las 11 y media de la mañana del Terminal rumbo a la sabana cundivoyacense.

De Ormeño puedo decir que es una línea peruana que cubre una ruta que va desde Caracas y pasa por Bogota, Quito, Lima, La Paz, Santiago de Chile y Buenos Aires, creo que tiene el record Guiness de la ruta en autobús mas larga del mundo, El Terminal en Caracas es el mismo de Expresos Camargui (el cual se dedica mas que todo a viajar al oriente del país) y Ormeño solo tiene en Caracas tres empleados: la chica que vende los pasajes y que se encarga de chequear a los pasajeros cuando se van subiendo al autobús, un señor que supongo que es como el jefe que también pesa el equipaje, suple al autobús y también chequea a los pasajeros que van abordando y otro señor que es como el ayudante porque lo vi mas que todo cargando cajas y maletas.

Esto último me recordó esas películas de parodia del viejo oeste donde una sola persona era el sheriff, el juez, el banquero y el sepulturero.

Arranca el autobús y empiezo a detallar los compañeros de viaje, los choferes, enciendo mi iPod y me explayo a disfrutar del paisaje de la carretera.

Un poco mas allá de Valencia pasadas las 2:30 de la tarde hacemos la primera parada para comer, me decido por una comida rápida, valga decir una arepa –que estaba fría, fuck- con queso guayanés y una malta, termino de engullir, par de cigarritos y de nuevo al camino.

Entrando a Cojedes el autobús se detiene a un lado de la carretera en el medio del monte, se apaga y los choferes se bajan, todo el mundo se extraña y bajamos de a poco a ver que pasó, resultó que se había accidentado el autobús.

Ohh my Dior!!! ¿Y ahora?

Pasaron 45 minutos aproximadamente mientras los conductores diligentemente solventaron el problema –que creo que era el motor-, en ese tiempo baje a enterarme del chisme, a observar el paisaje que en unos matorrales tenia unos huesos secos tirados a la intemperie y no supe si era de un caballo, de una vaca o de un ser humano –y créanme que no iba a averiguarlo-. Así también conocí a mi primera compañera de viaje: una señora de lo más simpática que iba a visitar a su familia en Santiago de Chile. Pobre señora, me imagino que para la fecha en que estoy publicando este post aun debe estar rodando ;)

Próximo capitulo: desde Cojedes hasta el Táchira y la fastuosa intervención de la Guardia Nacional

4 comentarios:

CHJ dijo...

Co....aplausos para tu aguante, y el de la sra mejor ni hablamos!

Te volviste a hacer la rayita del que te conté? jajajajaj (soy una pasada)

Besos y gracias por tu comentario. Es más lo primero pero un poco de lo segundo! jajaja

Lycette Scott dijo...

Le echaste...de pana que le echaste...

MC dijo...

Vaya odisea... imaginate cuando Bolivar se hizo el mismo recorrido a caballo... de razon tu presidente lo admira tanto...

Mckey dijo...

COÑO TE ACOMPAÑO EN TU DOLOR, YO TAMBIEN ME HE ECHADO VIAJES LARGOS, DIGAME CUANDO ME FUI DE MARACAY A MAIQUETIA PARA AGARRAR UN COMODO AVION QUE ME LLEVO PARA BUENOS AIRES, Y DISFRUTAR DE SUS MUJERES Y CARNES, UN VERDADERO MARTIRIO MI PANA, NO SE LO RECOMIENDO A NADIE.