El pasaporte


En vista del viaje que hare el proximo mes, me vi en la necesidad de renovar el viejo pasaporte (escrito a mano, arrugado por un accidente acuático y con las estampillas engrapadas) por el superpasaporte electronico 3000 aupiciado por la Onidex.


Despues de escuchar todos los cuentos y experiencias de diferentes personas al momento de sacar el documento (que se enriquecen ahora con la modalidad ultramoderna de solicitar la cita por internet) me daba un poco de ladilla hacer la renovación. Sin embargo, aprovechando el internet casero me aventuré a pedir mi cita.


Pero oh sorpresa! al momento de meterme el sistema me dice que mi pasaporte está vigente (¿¿??) y que en caso de robo vaya a no-se-pa'-donde. Primer pelón: no hay mayor información de que hacer en estos casos, así que empiezo a escarbar dentro de la pagina de la Onidex a ver si encuentro una luz que me guíe.

Eureka! hay una pagina por ahi abandonada (como para que no la leas) en donde dice que si tu pasaporte fue escrito a mano debes dirigirte a la oficina en Plaza Miranda y anularlo -anular algo que ya está vencido, linda paradoja- para luego solicitar la cita.

-Bueno, vamos a darle

Me lanzo a Plaza Miranda a pedir mi anulación. Debo decir que fue un proceso rapido, en menos de media hora hice todo lo que tenia que hacer y por demás, en 10 dias se completó la orden cuando me habían dicho 15 dias.

Una vez anulado mi viejo pasaporte (ese guerrero amigo de mil batallas que llegó al ocaso de su vida util) me dispongo a enfrentarme al monstruo de la cita por internet. Me levanté temprano el lunes pasado, me conecto, me meto en la página de la Onidex pero me dice que las solicitudes son a partir de las 9:00 am (la cultura de funcionario pero on-line).

-Total, ya me metí, esperaremos...

Llega la hora y empieza la carrera, me pregunto cuántas personas estarán pujando junto a mi por una cita. Segun el organismo, dan 30.000 citas diarias pero supongo que seremos como medio milón de personas cayendonos a coñazos por medio del banda-angosta para el ansiado documento.

Hago el primer intento y salgo revolcado, el sistema se rie de mi pero yo no me dejo. Voy al segundo intento, a la 1, a las 2 y a las 3... wuuuuuuuuujuuuuuuuuuuuuu!!! aqui esta mi planilla!!!!!, jajajajaja, no pudiste conmigo maquina del demonio, soy superior a ti!!

Me da la cita para el día de hoy, asi que preparo todos los requisitos de modo que no falte nada.

Como no te da una hora en específico sino que te dice que la oficina trabaja de 8 de la mañana a las 2 de la tarde, uno asume que puedes llegar en cualquier momento comprendido en ese horario, pero no me confié y me lanze temprano hasta allá. A pesar que llegue como a las 8 y cuarto habia una colita mas o menos.

Quince minutos despues empieza a entrar la gente, se mueven de diez en diez, aparecen las actividades económicas relacionadas con la cola: el tipo que te alquila el banquito, el señor que te vende los sobres (que también vende chucherías y cigarros detallados) e incluso, un tipo que vende unos forros "de cuero" para el pasaporte "para que no se le dañe mi doña".

Una vez adentro a eso de las 9 y media, vas a una especie de "punto de control" parecido a los que colocan las aerolineas en los aeropuertos cuando vas a chequearte, allí te piden una de las planillas mas la cedula para comprobar que seas tu, en caso de que no haya concordancia entre los papeles te piden la partida de nacimiento. Éste no fue el caso para mi, la revisada y pa' dentro.

Ahora viene una segunda cola, donde te toman la foto mas las huellas digitales. Lo gracioso de esta parte es que como la oficina es pequeña, pues las colas se cruzan y esta primera cola se cruza con otra (ergo es dificil saber cual es cual). Además, esta primera cola la haces sentado, me explico, hay unas sillas y te vas rodando a medida en que avance la cola, lo que faltaba era que sonara "kikiki cococó" de las payasitas Ni fu ni fa para que sentirme en el juego de las sillitas de mis épocas de infante.

"El siguiente por favor" me gritan y voy raudo y veloz a sentarme frente a la camara (digital, por demas), luego de chequear datos me enderezo, y click! listo. Cuando ya me paraba a hacer la otra cola la chica me dice "ya va, aun no" y me empieza a tomar las huellas en unas captahuellas de las que te ponían en las elecciones pero tamaño gigante y la firma en un dispositivo supermoderno. Una vez hecho esto ahora si, para la otra cola.

Mientras hago la otra fila (esta si se hacia parado) antes de llegar al siguiente punto vemos que todos los funcionarios se paran y se meten, otras se quedan hablando entre ellos y las colas no avanzan.

-¿Que pasa?, ¿como que se trancó el serrucho?

En eso un funcionario sale y muy amablemente nos dice que hay problemas con el sistema, que esperemos un momento y que tengamos paciencia. Tomando en cuenta que ya era mas de las 10 de la mañana, una noticia asi como que cae mal: hace hambre, tienes sueño, te duele la columna pero bueh, con la paciencia de las piedras...

Se restablece el sistema y llego hasta el tercer modulo, oooootra chequeada de cedula y te dan una planilla con los datos, las huellas que te tomaron y la foto que te sacaron hace instantes. Oh dios, sali con una cara de dormido... ya me imagino el chalequeo de los policias de aduanas en los aeropuertos.

Voy ahora en la última cola de la mañana (esta con el juego de las sillitas otra vez) para entregar las planillas, los timbres fiscales y la copia de la cédula. Mientras nos vamos moviendo a través de las sillas nos preguntamos la de las 64.000 lochas... ¿cuanto tiempo se tardan para darte el pasaporte?. Unos dicen que 15 dias, otros que un mes, otros que 3 semanas, solo lo sabremos cuando lleguemos a éste ultimo punto de entrega y el funcionario nos diga cuando tendremos nuestro librito vinotinto ultramoderno.

Asi, al llegar a donde el funcionario, despues de firmar una planilla y verificar los datos, el susodicho nos dice "puede pasar el 28 de este mes para retirar su pasaporte".

¿15 dias? eso tengo que verlo.

En dos semanas les contaré si me lo dieron.

3 comentarios:

Guillermo dijo...

si son 15 dias.

Cesar Peraza dijo...

Tocayo muy bueno y gracioso el viacrucis narrado....

Voy a intentar sacar el mio y luego cuento.

Vero Ruiz del Vizo dijo...

Esto me trae recuerdos. Jajaja. Está super entretenido tu blog. Estas invitado a pasar por el mio. Uno que está en proceso.
Un beso,

Vero

www.veronicaruizdelvizo.blogspot.com