De cómo mi estómago me dió la tregua


Generalmente gozo de buena salud, sin embargo la mayoria de las veces en las que estoy realmente enfermo es gracias a mi estómago de porcelana con el que nací.

Él y yo hemos tenidos nuestros altercados, su primer berrinche fue una hernia hiatal que me salió a los 21 años por producto del stress universitario, a partir de ahi nuestra relación ha sido como la pareja de aquella pelicula War of Roses, él me tira y yo le respondo.


Han habido gastritis, hernias, bacterias, intoxicaciones y otros en esta batalla por la supremacía sibaristica donde yo le demuestre que como y bebo lo que me de la real gana y no lo que él decida.


Pero al parecer anoche me dió una tregua y vaya que lo traté de la manera mas cruel.
Luego de una noche de alcohol arrancando con Polar con plomo, ron y el remate con whisky 12 años el hambre se apoderó de mi, asi que resolvi junto a mi compañero de bebida ir a por unas "hamburgruesas" de pollo, pero luego de engullirlas nos quedó esa sensación de insatisfacción que llamamos comunmente "el huequito" que suponíamos que con un perro caliente sería resuelto el problema.

Pero ¡oh sorpresa! no había perros ¿Y ahora?

Mi pana sugiere que una arepa nos sacaría del apuro, como uno con unos tragos encima los retos son nimiedades de la vida nos dirigimos a una arepera.

Al llegar se me ocurre algo tan basto como pedir una arepa de pernil.


"Y le pones unos tomaticos" -Remato al pedirle al mesonero
.

Pensé que esta mañana mi estómago me haría la vida imposible al someterlo a semejante tortura pero al contrario, amanecí de lo mas liviano,
qual piuma al vento, como si hubiese comido solamente unas barras de granola.

Ah y raton cero.
(Obvio con esa cantidad de grasa el alcohol fué masacrado)

Ojala esta parte de mi cuerpo y yo firmáramos un acuerdo de paz, él sabe que me encanta comer y beber como el sibarita que soy, de bajo presupuesto pero sibarita al fin.

3 comentarios:

Capochoblog dijo...

Que risa, de bajo presupuesto pero sibarita al fin, jajajajaja

Cuida lo que comes, supongo que dependiendo de la hora y lo que hagas, tu estomago te tratará mejor.

Besos y... portate bien :)

$oph!3n!t@ dijo...

cooonchale César, con razón eres el gordito de la cuña...

jejejeje un abrazote

Hosted by: nessita dijo...

Hahahaha! pernil con tomatico! mi estómago es igual de impredecible, a veces se porta horrible, cuando creo que abusé, se porta bien. Una locura hahaha.

Ah y universitario que no le de algo en el estómago no sé, es mi ídolo hahahaa