Lecciones de vida con el tio Caligula

Hace algunos días en una de esas madrugadas de ocio, dieron a través de uno de los canales “fantasmas“ de mi compañía de cable la famosa película “Calígula” (1979) del director Tinto Brass y protagonizada por Malcolm Mc Dowell (el mismo de La Naranja Mecánica y la versión actualizada de La Isla de la fantasía) haciendo el papel del emperador.

Esta película se hizo famosa en su época por cuanto sin catalogarse como una película porno tiene escenas de sexo explícito, pero realmente EXPLÍCITO que al parecer fueron incluidas a la cinta sin el consentimiento del director (escribiendo este post acabo de enterarme que la casa productora fue Penthouse)

No les voy a negar que al hacer zapping y caer en la película me atrapó ese bochinche de carne haciéndome de nuevo un adolescente hormonal, pero mas allá de eso, me enganché en la historia como tal. La historia de un déspota al que se le va volando los tapones a lo largo de mandato.

Entre otras excentricidades, se autoproclamó un Dios (sin que los senadores le hicieran alguna observación), se acostaba con las hermanas, creo un “burdel imperial” donde las mujeres de los senadores fueron obligadas a ser las prostitutas, intento introducir a su caballo Incitato como miembro del Senado, mandaba a construirse cuanta estatua se le ocurriese.

En fin, el emperador estaba como mal de coco.

Como el tipo estaba poniendo la torta gobernando gracias a sus delirios, dos tribunos (Casio Querea y Cornelio Sabino) comenzaron una conspiración para asesinarlo. Hacia el año 41, en específico el 24 de enero y luego de 4 años de gobierno Casio Querea junto a los pretorianos acabaron con la vida de este peculiar César.

Niñitos, la moraleja es: No emborracharse de poder, no creerse eterno y no fregarle la vida a los demás cuando eres el jefe porque cuando menos te lo esperes y quien menos te imagines te traiciona y te manda a cruzar el páramo.

7 comentarios:

Iéxhica dijo...

Que tal!!!
Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia...

Siempre la he querido ver.

Elianni dijo...

Sin alusiones personales hacia primate que habita en un lugar donde se miran muchas flores no?
xD

Luis dijo...

Jajaja sobre todo lo de NO CREERSE ETERNO... Y sabes que eso de que se mandó a hacer cuanta escultura podía me suena como a "salía hasta en las latas de atún"... Cuánto puede costar que aparezca en Venezuela un "Casio Querea"?? fucking Chavez.

Indiferencia dijo...

Ey AR FAVOR y deja de hablar mal de mi presidente!!!! y mucho cuidado con las mofas esas de andar diciéndole cara e gula!!!1

Saludos, voy a linkearte en mi blog. www.anxer.net

César dijo...

Luis, el problema es que hay tanta plata en la calle que para que salga un Casio Querea van a pasar aaaaños.
Asi somos :s

Gracias por la visita

César dijo...

Y prefiero de pana que el Führer pague en vida, no le deseo la muerte para nada

Luis dijo...

Cierto, y tampoco le deseo la muerte a nadie.. fue un decir (lleno de frustración e impotencia).