¿Sin tetas no hay paraiso?

“Panas, a ver que prefieren: ¿unas tetas pequeñas pero naturales o unas de silicón grandes?”

Basta que el pana soltara esa pregunta para que los cinco tipos que estábamos en el carro empezáramos a dar nuestro torbellino de opiniones en relación al proceso de agrandamiento de busto que hemos venido observando en Venezuela desde hace un tiempo.

En realidad es un tema complejo cuando lo tocamos los hombres, obviamente porque no somos nosotros los que nos hacemos las operaciones, sin embargo somos nosotros quienes desde un punto de vista nos beneficiamos al ver los resultados. Pasamos desde la admiración básica (uff pero que rico se ve eso) hasta meternos en terrenos de la estética y la autoestima.

Obviamente a nosotros nos llama la atención ver unas lolas grandes y redonditas, se nos hace agua la boca al ver perfección hecha cuerpo, cantidad de fantasías hacen fiesta en nuestras cabecitas –ambas- y deseamos con toda el alma o que haga frio o que tengamos una manguera cerca.

Pero… ¿han tocado una de esas? ¿Las han palpado?

Ahí pierden su naturalidad, se sienten duras, tiesas, allí te aseguras que esos cocos no tienen agua, tienen plástico. Es parecido a cuando descubres cómo hacen el queso o la morcilla. El apetito se acaba (y la magia).

El otro tema importante es la finalidad de la silicona per secula seculorum en el pecho.

Si llegase alguna chica a ponerse las tetas porque en verdad es muy pero muy pero muy plana podría aplaudirla, para nosotros como machos de la especie nos llama la atención lo curvo del cuerpo de la hembra, mientras más curveado mejor y pues poner redondez donde no hay ayudaría a armonizar.

Pero ¿Qué pasa cuando se trata de vanidad o de ambición?

¿Es valido AGRANDARSELAS para que los hombres noten su presencia en las discotecas y salgan siempre en las fotos de rumbas en rumbaloca.com? ¿Para que el tipo que les quita el sueño por fin se fije en ellas? ¿Para que su jefe les de el puesto que tanto aspiran?

Pagaría por verles la cara al ver que les llueven los hombres en las discotecas pero PARA PEGARSELAS. Créanme que uno al ver tetas operadas bajo una blusa no piensa en si la jeva es inteligente o es panisima o es divertida y mucho menos en presentarla a los padres, tan solo queremos guarachar. Y no todas las mujeres con mamoplastia son así pero en muchas calza el concepto de mujer gringa promedio que nos venden en la TV “big tits, small brain, easy pussy”.

Seria también interesante ver como el hombre que les quita el sueño las manda pa’l ca… al ver que “tienen unas tetas ricas pero es UNA LADILLA DE MUJER”.

Igual de morboso sería el lamento de la operada luego de enterarse que el puesto que tanto quería se lo dieron a alguien con más currículo o mejor capacitado, de nada sirvió entrevistarse con el jefe con esa camisa divina que se compro que resaltaba.

En algún blog leí algo así como “el tamaño de la prótesis es inversamente proporcional al autoestima de la mujer” (espero que mi pana Geissler me diga de nuevo en que blog fue) y es una frase con la que estoy totalmente de acuerdo.

Sería muy fino que una jeva llamara la atención por lo que es en realidad (ya sea porque tiene un cuerpito rico NATURAL, unas nalgas, unas piernas, una carita linda o porque la jeva es interesante o porque tiene el je-ne-se-qua) o consiga el puesto que quiere por lo preparada en la vida.

Si te vas a poner las lolas, hazlo porque las necesitas

Además, ya tanta lolas de silicón en la calle hace que uno desee encontrarse con unas naturales, son más suaves y más sanas -como las tortas caseras-.

“Prefiero unas tetas pequeñas pero naturales” –Respondí al pana

PD: Se que algunas amigas que frecuentan este blog se enojaran conmigo luego de leer esto, tan solo es una opinión que no cambiará el curso del mundo. Igual ustedes se ven ricas con sus teticas operadas

12 comentarios:

Mckey dijo...

Que tal una tetas bien redonditas y naturales, más dificil de conseguir que una licuadora de plástico, esta bueno el enunciado, y hoy en dia es mas apreciado las naturales que las operadas, ya es tácito que todas se operen, se ve poco autentico la cosa...silla

Nany dijo...

Que post tan bueno!!!! 20 puntos!

Anónimo dijo...

Mi watuuuuuu!!!
yo habia leido
Post bueno y este!!!
Besos!!

Tu fans enamorada!

ڸoSuÉ  dijo...

que no sean exageradamente GRAANDES.... oye t dejé una broma alli (supuesto "premio desafio) http://limonblog.blogspot.com/2008/02/premio-desafo.html

CHJ dijo...

César tienes toooda la razón, más que la que no tienes que igual se te suma.

CHJ dijo...

César tienes toooda la razón, más que la que no tienes que igual se te suma.

$oph!3n!t@ dijo...

jum... pao pao César... jajajaja
realmente no creo que podamos saber el nivel de inteligencia por el tamaño de sus senos (naturales o no) sin embargo el color de cabello nos ayuda bastante ;)

Mentira, pura joda. Un abrazo!

César dijo...

McKey: estoy de acuerdo contigo, ya tanta lola operada aburre.
Como decian las abuelas "bueno es el cilantro pero no tanto".

Nany: Muchas gracias, besitos

"Fans Enamorada": supongo que son varias porque hay una "s" despues de fan. Besos para ti tambien (o para uds.)

Josue: armonía broder, de eso se trata. De nada sirve que parezcas mama carabobo si no tienes ni culo ni caderas (si lo se, se me salio el cromagnon pero asi somos jajaja).

CHJ: No entendi lo de "más que la que no tienes que igual se te suma" :s
besitos

Sophienita: como lo comenté, no es una regla general lo de "big tits, small brain, easy pussy" (afortunadamente)
abrazos

Anónimo dijo...

Bueno Watu...
FanS enamorada SOY YO SOLA!!!
ahora si kieres te konsigo un team...!
jijijijiji

Tu FanS enamorada!!!

Maracuyá dijo...

Jajaja totalmente de acuerdo, el deseo de agrandarselas debe ser por gusto propio, no para conseguir algo que tu autoestima y capacidades no te han permitido por pura mongoliquez. Gracias a Dios llegué temprano a la repartición cuando nací...
Que estés bien.

César dijo...

Fans enamorada: no, soy hombre de una sola mujer.

Maracuya: de eso se trata, que sea por gusto o por necesidad, no por vanidad.
Gracias por visitarme, vuelve cuando gustes.

Anónimo dijo...

Muy de acuerdo con tu opinión dada en este tema. Sabes, la belleza de una venezolana radicaba en unas buenas caderas, unos glúteos firmes y un busto embriagante, pero todo esto en una proporción divina. La clara tendencia de las operadas a creerse la ultima pepsi cola del desierto por poseer un gran busto embustero, como si amamantaran mas que en búsqueda de lo esbelto, se ha vuelto popular en estos días donde la apariencia es todo, cuando lo natural es la onda, lastima ver aquellas que se mutilan aun sin ser madre. Y otras que se condenan al operarse con el primer loco que les ofrece un 2 por 1, Lipo y tetas por 2 mil, y tristemente terminan infectadas y/o muertas por una vanidad. Saludos
Gregorio.